Después de 7 años, el nuevo estándar para SSDs y tarjetas de vídeo PCIe 4.0 estará listo en 2017 con grandes mejoras sobre PCIe 3.0 en términos de velocidad e innovaciones tecnologícas.

Hasta ahora era sabido que PCIe 4.0 ofrecerá el doble de ancho de banda para un total de 16GT/s (vs. 8.0GT/s de PCIe 3.0), pero la gran novedad es que las tarjetas de vídeo PCIe 4.0 ya no requerirán de conectores extra de energía.



Los entusiastas del hardware de alto rendimiento saben que el conector PCIe 3.0 x16 suministra hasta 75W de energía, por lo que las tarjetas de vídeo de alto rendimiento requieren conectores extra de 6 pines (75W+) y/o de 8 pines (150W+) para poder trabajar. En una entrevista con el Vice Presidente del PCI-SIG, Richard Solomon, se dio a conocer que PCIe 4.0 ofrecerá como mínimo 300W aunque están buscando lograr que suministre 500W de energía.

Esto trae muy buenas noticias al mundo del PC Gaming y el cómputo en general ya que no sólo las computadoras tendrán menos cables a la vista, sino que esto podría significar el nacimiento de nuevos factores de forma desde gabinetes hasta tarjetas madre y tarjetas de vídeo.



¿A quién no le gustaría una Radeon RX480 sin conector extra de energía? Los 300W que promete PCIe 4.0 incluso podrían soportar el consumo de energía de una GTX 1080, pero tendremos que esperar al menos hasta 2018 hasta que las primeras tarjetas de víde PCIe 4.0 salgan a la venta. El conector PCIe 4.0 será retrocompatible, pero las tarjetas de vídeo PCIe 4.0 no podrán funcionar en tarjetas madre con conectores PCIe 3.0 por obvias razones.



Otra de las grandes novedades que nos traerá el PCI-SIG es OCuLink, una nueva conexión tarjetas de vídeo externas y SSDs que promete grandes mejoras sobre otras tecnologías como ThuderBolt de Intel.

Fuente: TechSpot.